Todo lo que puedes hacer antes de final de año para ahorrar en la factura del IRPF 

Los expertos de Aedaf y el Consejo General de Economistas han lanzado algunas opciones para ahorrar en la factura del IRPF-Conoce todas las opciones para ahorrar en el IPRF de 2023. En menos de un mes arranca el 2024 y, por ello, el último tramo final del año puede ser un buen momento para realizar ciertas inversiones u operaciones que permitan aliviar la factura del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2023, que se liquidará en la primavera del próximo año.

Todo lo que puedes hacer antes de 2024 para ahorrar en el IRPF

1.-Compra de un coche eléctrico. La gran novedad para el ejercicio 2023 es una nueva deducción del 15%, hasta una base máxima de 20.000 euros, por la compra de un vehículo eléctrico enchufable nuevo y no afecto a actividades económicas y otra del mismo importe, con una base máxima de 4.000 euros, para la instalación de sistemas de recarga de baterías, siempre que la inversión se haya realizado a partir del 30 de junio.

2.-Aportaciones a planes de pensiones disfrutan de  reducción del 30% hasta una base máxima de 1.500 euros, este límite se incrementa en 8.500 € en caso de que ese instrumento reciba aportaciones empresariales, o 5.750 € sí se suscribe un plan de pensiones empleo autónomo

3.-Mmejorar la eficiencia energética de su vivienda habitual o en alquiler pueden deducirse el 20% o el 40% de lo invertido siempre que reduzca en al menos un 7% la demanda de calefacción y refrigeración.Sí las obras afecten a un edificio residencial completo, la reducción es del 60%.

4.-En cuanto vivienda, aquellos que se convirtieron en propietarios de una vivienda habitual antes de 2013 todavía pueden disfrutar de la deducción del 15% sobre las cantidades invertidas en la hipoteca, hasta una base máxima de 9.040 euros.

5.-Vender una vivienda habitual: recuerdan que las ganancias obtenidas por la venta de la vivienda habitual no tributan si se reinvierten en otra vivienda habitual en un plazo de dos años.

6.-Alquilar un inmueble para uso habitual, es recomendable formalizar el contrato antes del 31 de diciembre para disfrutar de una reducción del 60%, ya que bajará al 50% a partir del 1 de enero de 2024. Sin embargo, si la vivienda se encuentra en un mercado tensionado o ha sido rehabilitada puede acceder a reducciones mayores para contratos firmados a partir de 2024.

7.-Si tiene una vivienda en alquiler permanente, los gastos de reparación y conservación son deducibles en los 4 ejercicios siguientes, por lo que puede ser un buen momento para realizar estas inversiones y disfrutar de sus ventajas fiscales ya en 2024.

8.-Donaciones a entidades sin ánimo de lucro permiten deducir el 80% de los primeros 150 euros aportados y el 35% del resto, un porcentaje que se eleva al 40 % si en los dos últimos ejercicios se donó al menos la misma cantidad.

9.-Las inversiones en empresas de nueva o reciente creación disfrutan de una deducción del 30%, hasta una base máxima de 60.000 euros. En el caso de empresas emergentes, la deducción es del 50% con una base máxima de 100.000 euros.

10.-También es aconsejable solicitar a la empresa cheques restaurante, de transporte o seguro médico, dado que las retribuciones dinerarias en especie no tributan en el IRPF.

11.-Invertir en planes de ahorro también permite ahorrar en la factura del IRPF. Los beneficios obtenido de la inversión en planes de ahorro a largo plazo están exentos siempre que la aportación anual no supere los 5.000 euros y se mantenga al menos 5 años desde la primera aportación.

12.-Los contribuyentes que hayan obtenido ganancias patrimoniales en 2023 pueden reducir su factura fiscal si cierran operaciones a pérdidas, por ejemplo ventas de acciones, que las compensen.

13.-En cuanto a pensiones, aquellos que se jubilaron en 2021 tienen hasta final de año para rescatar su plan de pensiones con una reducción tributaria del 40% para las aportaciones realizadas antes de 2007 y siempre que se haga en forma de capital.

14.-Por último, recuerdan que los mayores de 65 años están exentos de tributar ganancias patrimoniales siempre que constituyan renta vitalicia, hasta un máximo de 240.000 euros. Tampoco tributa la plusvalía derivada de la venta de la vivienda habitual.